lunes, 31 de diciembre de 2012

Dos poemas de Charles Bukowski



Conocí a un genio 

 Hoy 
conocí a un genio en el tren 
como de seis años de edad; 
se sentó a mi lado y, 
mientras el tren 
corría por la costa, 
llegamos al océano. 
el niño me miró y me dijo: 
el mar no es nada bonito. 

fue la primera vez 
que me di cuenta 
de ello. 



Para los merced-maniacos


está justificado
todo morir está justificado
todo asesinato     
toda muerte
todo lo que fenece,
nada es en vano
ni siquiera
el cuello de la mosca,
y una flor
pasa entre el ejército y,
como un niño pequeño
que presume,
eleva su color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario