martes, 13 de enero de 2015

Dos poemas de Megan Boyle



Comida china para llevar

me he estado acostando con este tipo
que pega a mis gatos en la cabeza y anoche parecían ofendidos
mientras esperaban a que llegara la comida china
estuvimos viendo una página en la que puedes encontrar fotos
de todos los delincuentes sexuales de tu barrio que están fichados

a algunos delincuentes sexuales les resultaba indiferente el hecho
de que su foto les identificara como delincuentes sexuales
algunos delincuentes sexuales parecían arrepentidos y un poco locos
un violador era de raza blanca e iba vestido de traje,
le gustaba la pornografía infantil

mi gato siempre me mira como si me estuviera olvidando de algo
muy importante y su vida le fuera en ello
el tipo con el que me he estado acostando dijo
"no sé cómo puedes soportar eso, tu gato mirándote así siempre"

esta mañana he pegado a mi gato en la cabeza
con una cajita de comida china que él ha sacado de la basura
parecía triste



Algún día

quiero ser dueña pero no gestora de un almacén que guarde
todas las piscinas de delfines y colillas de cigarrillos del mundo
quiero tener contacto visual con un desconocido y decirle, «joder»
para que intuyan
que han hecho algo muy vergonzoso
quiero que mis piernas tengan mil metros de largo
y quiero caminar por encima de las cosas diciendo «uy»
con mucho sarcasmo
quiero interrumpir un truco de magia reventando
la pared con una motocicleta
quiero derramar 75 dólares en monedas de diez centavos
sobre el suelo de linóleo y ver a alguien de cerca, recogiéndolas
quiero rellenar una piñata con langostas mentalmente enfermas
y colgarla de una valla entre un instituto y un estanque
quiero colocar lápices de colores en una línea recta
de un kilómetro de longitud, así podré pasar por ella cuando quiera
quiero sacar largas cuerdas granates de mi cerebro
y colocarlas junto a un cuenco de doritos en una fiesta



Trad. Ainhoa Rebolledo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada